Chuletas de cerdo al horno

Receta de chuletas de cerdo al horno

La carne de cerdo está infravalorada. Es una de las carnes más económicas que podemos encontrar en el mercado y muchos cortes no tienen ni la mitad de grasa que la gente cree que tienen.

Por eso, en esta ocasión os traigo una receta de chuletas al horno con vegetales, que es ideal para comer o para cenar, pues la verdad es que está deliciosa y no se tarda mucho en preparar.

Comenzamos preparando la bandeja y el horno

Lo primero que vamos a hacer es preparar el horno, precalentándolo a 180 grados. Mientras el horno se calienta sacamos una fuente de horno y la apartamos para poner los ingredientes tal y como os relato a continuación.

Cogemos un par de patatas, rojas a poder ser y un buen puñado de zanahorias pequeñas, de las que se venden como baby en los supermercados. Las lavamos y las secamos.

En la fuente ponemos las patatas cortadas en dos o tres trozos, una o dos cebollas cortadas en trozos grandes y las zanahorias. Le echamos un buen chorro de aceite de oliva, unas pocas semillas de mostaza, un par de ajos, cominos y pimienta. Las especias las ponéis al gusto.

Llega el momento de meter la bandeja al horno una media hora, para que todo se cocine bien. A mitad de cocción sacáis la bandeja del horno por si se estuviese quedando seca. En ese caso ponéis más aceite.

Preparamos las chuletas

Las chuletas conviene que sean gruesas, una por persona. De esa forma no se secan y quedan tiernas  y jugosas, ya que las vamos a poner a la plancha y las vamos a dorar por ambos lados, reservándolas sin tapar, ya que las vamos a usar enseguida.

Terminamos el plato

Pasada la media hora sacamos la bandeja del horno. Ponemos en ella las hierbas aromáticas que tengamos por casa, un vaso pequeño de vino y exprimimos medio limón, con cuidado de que no caigan las pepitas.

Colocamos las chuletas en el horno y le incorporamos unos 50 gramos de queso feta. Si no tenemos podemos poner cualquier queso, siempre que no esté muy curado. De nuevo metemos la bandeja al horno unos diez minutos y ya tenemos el plato listo.

Una receta completa

Otras recetas de carne necesitan guarnición, pero aquí ya la tenemos en la bandeja del horno, por lo que sólo queda disfrutar de las chuletas en cuanto se enfríen un poco, lo suficiente para poder disfrutarlas sin quemarnos.

Esta receta, que es para dos personas, se puede preparar para más, poniendo más chuletas, una bandeja de horno más grande y más guarnición, por lo que es un plato muy socorrido, pues en realidad sólo hay que esperar a que el horno haga el trabajo y degustar unas chuletas jugosas con su guarnición.