Carrillera de cerdo al ajillo

Carrillera de cerdo al ajillo

La carrillera de cerdo es un corte de carne muy rico y económico, que aunque se puede hacer a la plancha, lo cierto es que como mejor queda es estofada. Por eso, en esta ocasión os traigo una receta de carrillera de cerdo al ajillo, un plato económico, fácil y rápido, que te puede solucionar un domingo o uno de esos días en los que se presenta una vista inesperada a casa, pues es un plato vistoso y al alcance de todos.

Antes de empezar con la receta, decirte que puedes encontrar carrillera congelada en muchos supermercados, por lo que el plato así es aún más barato.

Doramos la carrillera

No he dicho las cantidades, pero como mínimo tienes que poner una carrillera por persona, algo más si sois comilones, aunque dependerá del tamaño de las carrilleras que puedas conseguir.

Dicho esto, el primer paso de la receta es dorar las carrilleras. Para no quemarlas, después de ponerles sal y pimienta al gusto las vas a pasar por un poco de harina, para después sacudir la pieza y quitar el exceso de harina, pues no queremos que nuestras carilladas sepan raro.

Con el harina las ponemos en una cazuela con aceite, al cual le habremos puesto unos ajos cortados en trozos gruesos y unas hierbas aromáticas, las que tengas en casa. Vale el romero o el tomillo.

Es importante no cortar el ajo demasiado fino, pues si lo hacemos se quema y la carrillera sabrá amarga, lo que significa que la podemos tirar al cubo de la basura. Dicho esto, doraremos la carrillera un poco sin pasarnos.

Llega el turno de estofar la carrillera

Cuando veamos que las carrileras están doradas, las puedes partir en varios trozos si ves que así se van a dorar mejor, es hora de estofarlas. Como es una carne un poco dura, gomosa diría yo, en lugar de agua la cubrimos de vino blanco, sin sacarla de la cacerola en la que la hemos dorado.

No te tienes que preocupar por el vino, pues el alcohol se va a evaporar con la cocción, y además ayudará a dar mejor sabor a la carne y a que de muy tierna, algo importante cuando cocinamos carrillera.

En cuanto al tiempo de cocción, las carrilleras necesitarán alrededor de una hora a fuego medio o incluso más, ya que lo mejor es cocinarlas a fuego muy lento e ir comprobando de vez en cuando cómo va, si está tierna o por el contrario hay que dejarla un poco más.

Cuando la carrillera está tierna ya sólo queda emplatar, algo que es tan fácil como poner los trozos de carrillera en el plato y poner la salsa que ha quedado en el fondo de la cazuela por encima, con sus trozos de ajo.