Batido de chocolate

Batido energético de chocolate

La vuelta a la rutina que nos trae septiembre, ya sea al trabajo o a  los estudios, nunca es fácil, más teniendo en cuenta que coincide con que los días se hacen más cortos y llega el frío, lo que a algunas personas las deja sin energía.

Estas personas suelen recurrir a bebidas energéticas, que están llenas de ingredientes nocivos, entre ellos unas cantidades de azúcares refinadas indecentes. Por eso, hoy os voy a enseñar a preparar un batido energético de chocolate, muy rico y con azúcares naturales al cien por cien.

Los ingredientes tienen que estar fríos

Antes de deciros qué ingredientes necesitamos y cómo se prepara el batido, deciros que todos los ingredientes que vamos a ver a continuación tienen que estar bien fríos. No pasa nada si no lo están, pero lo cierto es que el batido tiene mejor sabor si tenemos los ingredientes en la  nevera.

Vamos a por nuestro procesador de alimentos

Para preparar el batido vamos a necesitar un procesador de alimentos o una batidora de vaso. Si no tienes usa una batidora normal, aunque es posible que la mezcla no quede tan fina.

Dicho esto, abrimos el procesador o la batidora de vaso y añadimos un plátano pelado grande y alrededor de 400 ml de leche de almendra, que puedes sustituir por tu leche vegetal favorita o la que tengas más a mano.

Le damos a la batidora y empezamos a mezclar. Con ella en marcha vamos a ir añadiendo el resto de ingredientes para que todo se mezcle bien, de manera homogénea. Así, lo siguiente es poner unos 50g de dátiles sin hueso, frescos, que son los que le van a dar el sabor dulce a nuestro batido de forma natural.

Añadimos también canela molida, para que el batido huela bien, unos 50g de copos de avena, que le dará consistencia, y 60 gramos de chocolate en pepitas del que no lleva azúcares añadidos.

Mezclamos bien y ya podemos servir y degustar el batido, que es mejor tomarlo en cuanto lo hayamos terminado, aprovechando así todas las propiedades. Si lo vas a tomar después, antes de hacerlo remuévelo bien para que se homogeneice la mezcla, pues es posible que la avena precipite a la parte de abajo del recipiente.

Un batido dulce sin añadir azúcar refinado

Si seguís los medios, seguro que habéis visto que cada vez hay un mayor rechazo al azúcar blanda, al azúcar refinado que se lleva años usando en todos los alimentos que tomamos.

Como ves, aquí no hay problema con el azúcar refinado, puesto que los dátiles se encargar de aportar azúcar de manera natural (recuerda que el chocolate natural es amargo)

En el caso de que lo quieras más dulce puedes poner más dátiles o algún endulzante líquido, como la clásica sacarina o estevia. Eso sí, si el endulzante lo pones cuando el batido esté hecho, ponlo líquido, pues de otra manera no se va a disolver.